Las redes sociales y el fin del mundo web que conocemos (parte 2)

Continúo la primera parte en la que me quedé con la pregunta... ¿Se comerán entonces las redes sociales el negocio de Google?
Google sigue por su lado mejorando su algoritmo de búsquedas, y siendo ya consciente de la importancia de las redes sociales a la hora de mostrar los resultados. En Estados Unidos, y poco a poco también en Europa, empieza a mostrar resultados sociales y/o en tiempo real de Facebook o Twitter en las áreas más visibles si son más populares y relevantes que los que podemos encontrar en blogs, webs, etc. Al fin y al cabo Google siempre valoró muy positivamente los enlaces que apuntan a una misma página así como su trascendencia en otras páginas para subirla a los primeros resultados. 
Sin embargo, el modelo negocio de Google que tan buenos resultados normalmente nos da, y tan rentable es, parece que podría perder fuelle si Facebook mejora a la hora de proporcionar respuestas a lo que los usuarios les gustaría encontrar, contenidos no le faltan.
Desde el punto de vista del ciclo de vida, quizás Google está en una etapa de fin de madurez, mientras que Facebook está en pleno crecimiento.

Hablando de cambios, negocios y relaciones, hay que hablar de los dispositivos que se usan para acceder a internet, buscar, contactar, comunicarnos y relacionarnos. Y es que un solo dispositivo podría hacernos olvidar de tener ADSL en casa y PC/Mac, para comunicarnos y encontrar respuesta a todas nuestras preguntas.
Los smart phones o teléfonos inteligentes con plan de datos incluidos, empiezan a popularizarse gracias a la internetización de la sociedad que pedía a gritos este tipo de móviles subvencionados, para sacar todo el partido a la movilidad en la comunicación.

Ya es posible comunicarnos en cualquier parte a través de datos, los sms pasan a la historia con la mensajería instantánea móvil, entre Blackberries, entre diferentes tipos de dispositivos con WhatsApp incluyendo imágenes, entre iPhones a través de aplicaciones como Viber o Skype que además permiten hablar gratis con cualquier lugar del mundo incluso con video llamada, además de los habituales messengers de clientes de correo de Gmail, Yahoo o MSN-Hotmail, y como no, los de las redes sociales como Facebook. Y Twitter, que también puede usarse como mensajería privada o pública.
Estas “nuevas formas de comunicación” funcionan normalmente a través de su correspondiente aplicación, por lo que no es necesario abrir el navegador o utilizar un buscador para disfrutarlas. Aquí es donde Google lo tiene más complicado y donde peligra su liderazgo.

En definitiva, el objetivo de toda esta reflexión ha sido intentar describir cómo están las cosas en este mundo en el que no sólo está Google, y tres redes sociales que ganan millones y millones de euros, y en las que hay que estar, mejor dicho, participar. Sino que todo está cambiando, que las cosas seguramente no volverán a ser como antes porque el ser humano ha progresado gracias al desarrollo de tecnologías, que en el día a día le parecen cada vez mejores y no por ser más tecnológicas, deben ser menos humanas y reales que antes.
Las empresas, las marcas, los productos, los directivos, los de marketing, debemos estar y ser partícipes de estos cambios, porque al fin y al cabo... ¿quién no ha vendido nunca una revolución?

Las redes sociales y el fin del mundo web que conocemos (parte 2)SocialTwist Tell-a-Friend

3 comentarios:

Arturo 31/5/11 16:33  

Está claro que el entorno web como lo conocíamos hasta ahora se está acabando. La llegada de las redes sociales y la convergencia de nuevas tecnologías online están multiplicando las posibilidades de los usuarios por mil, y eso es una oportunidad enorme para las empresas. Por mi experiencia puedo decir que en España no estamos a la altura de ese cambio, y es una pena porque los pocos casos de innovación que conozco están funcionando a las mil maravillas. Por ejemplo el del formato Hipermedia de la Fundación Telefónica y Fraile y Blanco (http://bit.ly/jiZzRw), entre otros cuantos...

Raquel 6/6/11 16:49  

Absolutamente de acuerdo, Arturo. Es innegable que en nuestro país existe aún el miedo aplastante de entrar en el mundo de las nuevas tecnologías.

Las empresas siguen hoy día proyectando sus mensajes en medios convencionales (más caros, menos operativos y con un volumen de respuesta mucho menor), e ignoran, por temor a los desconocido, el valor de las nuevas herramientas.

Pero si a través de las redes sociales, por poner un ejemplo, se han gestado revoluciones multitudiniarias como las de los últimos meses ¿quién puede negar la eficacia de las mismas como fuente de emisión y recepción de mensajes óptima?

Ojalá más de uno siga el ejemplo de Telefónica y contribuya a crear una red virtual cada vez mayor, donde los contenidos de calidad hipermedia corran como el fuego por la red...

Un saludo, y felicidades por el post.

Paula

mariobuzz 6/6/11 18:00  

Gracias por poner de relieve la importancia del tema que he intentado transmitir con este post.

Cualquiera de nosotros que vemos esta nueva realidad y las oportunidades que nos presenta, debemos aprender y emprender nuevos proyectos para estar ahí, nosotros y las empresas y marcas con con las que trabajemos.
Saludos Arturo Y Raquel.

Mario (@mariobuzz)